jueves, diciembre 16, 2010

El valor de las pequeñas cosas

“Ahí está la fuente. Basta inclinarse y beber. El cofre desborda tesoros y tengo la llave en la mano. Un largo camino se abre, descubriendo paisajes maravillosos. Sólo hay que seguir adelante, al ritmo de la fe, de la esperanza, peregrinando siempre con los pies en la tierra y los ojos en el cielo. Soñando con lo infinito, dialogando con los hermanos de marcha y las aves en el espacio tejiendo el fondo musical.” ~ Roque Schneider

2 comentarios:

Axelandra dijo...

Para mi que la fe es lo que nos mueve :)

Por cierto este año no hubo [1/15]..[15/15] de marzo... :P

Nery Chucuy dijo...

Siiii!! :)