sábado, enero 19, 2008

La maravilla de lo imprevisto

Que difícil puede llegar a ser adaptarse a nuevos rumbos y más si se ha estado acostumbrado a recorrer veredas opuestas. Y es así, el cambio implica algunos sacrificios pero muchos beneficios. En el poco tiempo que va de este año, me he sorprendido mucho ya que me han pasado cosas fuera de lo común, algunos días me suceden cosas muy buenas y algunos otros no muy buenas. Algo interesante es: las no muy buenas ¿Han sido malas o simplemente no ha sido lo que he esperado?, en fin la relación lo bueno y lo malo - lo que esperamos y lo que no la trataré algún otro día; a donde quiero llegar es que soy una persona acostumbrada a planificar mi vida, a seguir un camino previamente trazado; entonces cuando me enfrento a lo inesperado me sorprendo y me emociona mucho. Y no es que antes no haya andado por los rumbos de lo imprevisto, pero definitivamente este año se ha lucido en eso, he llegado a momentos completamente (I mean it) inesperados en donde pareciera que me he cambiado de canal, pero tengo que admitir que todo ha sido bien excelente y que estoy disfrutando la adopción de una nueva filosofía, otra más para el aprendizaje en esta vida.

Vivir, vivir, vivir, no por que hay que hacerlo, sino porque queremos. Se siente bien diferente comenzar un día con entusiasmo que cuando se inicia sin ánimo. Muchas veces creemos que el mundo está en nuestra contra o que nada va bien, pero cuando lleguemos a este estado pensemos: ¿Es realmente así o es la forma en que lo estoy viendo?. Hay que recordar que todo es del color del cristal con el que lo vemos, si confiamos en nosotros eso se reflejará, y lo más importante, creer... creer en lo que somos, creer en lo que hacemos, creer que todo lo que pasa es por alguna razón, sea planificado o no; de todas maneras, es probable que los planes no sean más que una especie de margen dentro del cual suceden cosas imprevistas....

Hasta la próxima!

4 comentarios:

Axelandra dijo...

A mi criterio algunas veces nos predisponemos a algo que cuando no pasa, a esto es a lo que llamamos imprevisto, y es que a veces nos enfocamos tanto en algo que al menor cambio nos sentimos abrumados. . . como dices “vivir, vivir, vivir” si vives para aprender, mejor aprende a vivir. . . =0)

idesisnery dijo...

Muy interesante tu comentario axelandra. Me llama mucho la atencion cuando dices que nos predisponemos a algo; y es que eso nos pasa a menudo, como cuando no consideramos factores fuera de nuestros "margenes" entonces nuestro universo comienza a reducirse..

Ivi dijo...

Muy interesante post, al igual que ale, pienso que nos llegamos a predisponer a pensar que algo no nos saldra como queremos y muchas veces nosotros mismos al decir eso estamos actuando de una forma pesimista haciendo que... a la hora de la hora las cosas no salgan bien, en cambio si actuamos de forma optimista todo nos saldra como deseamos, y si en dado caso no fuese asi tendremos la satisfaccion de que luchamos.... Debemos aprender a disfrutar cada dia, con su belleza y todas las cosas lindas que hay a nuestro alrededor y que muchas veces por "vivir" no las vemos ni las apreciamos...

Me gusto tu post!!!

Centinela dijo...

es interesante, de hecho
una de las verdades
de los ultimos tiempos hace referencia
a que a veces las cosas no son "malas" sino simplemente no son lo que nosotros esperabamos y por este motivo las tomamos como lo malo de nuestra vida.
sin embargo antes de pensar en lo del mañana preguntemonos:¿estamos preparados para recibir lo que traiga?.
he dicho.